Los primeros días lejos de casa son excitantes: nuevos amigos, nuevos profesores, nuevos horarios… Pero también son momentos en los que nos puede invadir la añoranza por encontrarnos lejos de casa.
Para sentir nuestro espacio como un trocito de nuestro hogar, que nos haga sentir como en casa, no te pierdas estos consejos:

1. TRAE COSAS QUE TE RECUERDEN A TU HABITACIÓN DE TODA LA VIDA
Seguro que hay algo en tu habitación que tienes desde siempre, que transporta a tu habitación y te ayudará a hacer este nuevo espacio rápidamente tuyo. Repasa tu habitación. Seguro que encuentras un flexo, una caja para guardar recuerdos, un bote de lápices, un perchero…

2. QUE NO FALTEN FOTOS
Seguro que irás incorporando fotos de tus nuevos amigos, pero que no falte en tu corcho fotos de tu gente cercana.

3. COJINES Y MANTAS QUE DEN COLOR Y PORQUÉ NO UNA ALFOMBRA
No hay forma más fácil de personalizar una habitación que seleccionando la ropa de cama que más te guste. No dudes en combinar diferentes tamaños de cojines, jugar con diferentes tejidos y elegir los tonos que más cómodo te hagas estar en tu espacio. Y si te animas a poner una alfombra, las posibilidades no tienen fin.

4. ODENA, ORDENA, ORDENA
Mantén el orden de tu habitación, porque te ayudará a encontrar tus cosas y sobre todo el orden es un buen aliado a la hora de estudiar. Aprovecha a sacar el máximo detalle a cada rincón. Y reserva tu espacio de estudio con todo lo que necesitas.

5. DECORANDO CON LUZ
Sin duda lo mejor es aprovechar la luz natural de todas nuestras habitaciones. Pero cuando llega la noche, haz cálido el ambiente con alguna luz indirecta o incluso con una tira de lucecitas. Son una opción barata ideales para relajarte.

One Sevilla © 2021 Todos los derechos reservados

Nos vemos en: