La mudanza puede ser un momento estresante. Probablemente esté cansado de empaquetar, desempaquetar, hacer y deshacer cajas y mover los muebles de un lado a otro. Aunque todas estas cosas son normales en una mudanza, no tienen por qué ser experiencias negativas.

La mudanza es un proceso emocionante: significa que empiezas una nueva etapa en tu vida. También tiene muchos aspectos positivos: podrás explorar una nueva zona, establecer nuevas relaciones con los vecinos, descubrir nuevos lugares dentro de tu comunidad… ¡e incluso descubrir cosas nuevas sobre ti mismo!

Así que en lugar de dejar que la parte de «hacer y deshacer» de la mudanza empañe el proyecto de «empezar una nueva etapa en tu vida», intenta mirar las cosas desde otro ángulo. Sigue nuestros consejos para llevar a cabo una mudanza de la mejor manera posible y disfruta de esta nueva etapa de tu vida de la mejor manera posible 

Pautas para llevar a cabo una mudanza 

  1. Si te has decantado por contratar una empresa de mudanzas, lo más adecuado es que lo planifiques con tiempo, ya que es posible que en el momento en el que quieras comenzar la mudanza no encuentres disponibilidad. No te quedes con la primera opción que encuentres. Compara precios y servicios para encontrar aquella oferta que más se adapte a tus necesidades.
  2. Asegúrate de que tu nuevo hogar está limpio. Antes de comenzar a meter los nuevos muebles o las cosas de tu antigua casa, es recomendable que todo esté correctamente limpio para ahorrarte trabajo. 
  3. Aprovecha este momento para deshacerte de todas aquellas cosas que tienes guardadas en tu casa y que no utilizas. Es la ocasión perfecta para hacer esa limpieza que tanta falta te hace. 
  4. Anticípate. Generalmente los días antes de la mudanza son muy estresantes y lo más recomendable es tener todas aquellas cosas que no utilizaremos como elementos decorativos, libros o ropa recogida y metida en cajas. De esta forma, cuando llegue el momento de la mudanza únicamente tendrás que guardar las cosas que has usado estos últimos días 
  5. Compra cajas. Lo mejor es que tengan asas para poder cogerlas de manera que sean más fáciles de transportar y pesen menos. Guarda aquellas cajas más pequeñas para esos objetos más pesados y delicados, y las grandes para los más ligeros. Utiliza también plástico de burbujas o papel de periódico para proteger las piezas guardadas en las cajas.  
  6. Un buen consejo a la hora de llevar a cabo mudanzas, es muy útil ponerle nombre a las cajas. Gracias a esto cuando te encuentres en tu nuevo hogar, podrás encontrar las cosas que necesites rápidamente y no tendrás que buscar por todas las cajas hasta encontrarlas. 
  7. Asegúrate de vaciar la nevera con días de antelación para evitar transportar más de lo necesario. Las últimas semanas compra la mínima comida posible y vacía la nevera. Es posible que hagas una compra online para que te entreguen tu pedido en el nuevo domicilio y así evitar tener que ir a comprar alimentos en medio de la mudanza.
  8. Si te vas a mudar, es importante que te prepares para los primeros días en tu nuevo hogar. Para evitar el estrés, conviene reservar un pequeño kit de supervivencia para los dos o tres primeros días tras la mudanza. Es posible que también quieras llevar artículos de aseo y ropa para estos primeros días. Es una buena idea planificar lo que vas a comer durante esos primeros días. 

Son muchos los trucos que puedes tener en cuenta a la hora de preparar una mudanza, pero lo más importante es llevarla a cabo con tiempo y evitando el estrés. 

¿Te parecen útiles estos trucos? 

 

One Sevilla © 2022 Todos los derechos reservados

Nos vemos en: